Viernes, 15 Mayo 2015 16:10

La Ley Estatutaria de Salud sigue dividiendo opiniones

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La S.C.A.R.E. participó del Congreso Nacional Científico Gremial de la Asociación Médica Sindical Colombiana (Asmedas), que fijó su mirada en la Ley 1751 del 2015.

La pregunta que hizo el presidente de la S.C.A.R.E., Dr. José Ricardo Navarro, puso en orillas totalmente opuestas a los ponentes: “¿puede algún modelo de salud tener éxito, teniendo en cuenta los niveles de corrupción tanto en lo público como en lo privado?”. La inquietud fue planteada el primer día del Congreso Nacional Científico Gremial que realizó Asmedas del 6 al 8 de mayo. 
 
“Obvio que no existe”, respondió de manera rotunda el Dr. Germán Guerrero, secretario de Salud de Cundinamarca, mientras que el otro ponente, el Dr. Orlando Jaramillo, presidente de la Corporación Méderi, lo contradijo: “la respuesta es ‘sí’, pues tenemos que construir un modelo en medio de esta situación”. 
 
Ambos expusieron sus puntos de vista en el bloque “Colaboración público – privada para el goce efectivo del derecho a la salud”, cuyo moderador fue el presidente de la S.C.A.R.E. Este y otros debates tuvieron su escenario en el Salón Rojo del Hotel Tequendama, donde también estuvo el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, quien destacó los aspectos del Plan Nacional de Desarrollo (PND) relacionados con la salud.
 
Un ejemplo de alianza público privada es la implementación de historias clínicas unificadas en Cundinamarca. El secretario de Salud departamental afirmó en el Congreso de Asmedas que gracias a la alianza con los municipios y proveedores de software pudieron construir un sistema de información que conecta 53 E.S.E., 116 municipios y beneficia a 2 millones 600 mil habitantes. La sola inversión del Departamento ascendió a los $25 mil millones. 
 
Luego de cuatro meses de la sanción presidencial de la Ley Estatutaria de Salud (que está por encima del PND), continúan las posiciones divididas en el gremio médico de si requiere una reglamentación para ser aplicada o si ya se puede ejercer en la práctica. “Pasa que a veces la ley nada tiene que ver con lo que sucede en la ventanilla del hospital”, llamó la atención el presidente de la Corporación Méderi. 
 
Autonomía y autorregulación, ¿cuál es el punto medio?
 
La Ley 1751 reivindicó la autonomía profesional, y por eso el llamado de los ponentes que expusieron sobre este eje temático fue aplicar y defender esta garantía. 
 
Como lo explicó la Dra. Ana Isabel Gómez, vicedecana de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, “la autonomía no es absoluta, sino que encuentra límites en los derechos de los demás”. Y agregó: “si me salgo del contexto de la racionalidad, la ética y la autorregulación pierdo mi autonomía”. 
 
De ahí que la única “autonomía limitante del acto médico debe ser la del paciente”, precisó el ginecólogo Herman Redondo, asesor de la Defensoría del Pueblo –también aclaró que la autonomía profesional del médico concibe la objeción de conciencia-.
 
En la práctica, sin embargo, hay otros tipos de limitantes que afectan la atención al paciente. Según un estudio de la Defensoría, del 2007 (el más reciente), predominan tres tipos de constreñimientos: tiempo, pacientes y patologías, de modo que las EPS ponen topes de prescripciones médicas por semanas o no dejan escribir más de tres medicamentos por fórmulas. “Las autorizaciones son un invento de las aseguradoras para restringir la autonomía”, agregó el Dr. Redondo, sin desconocer el llamado que hizo la Asociación Médica Mundial (asamblea núm. 39, en 1987) para controlar el gasto. 
 
La intervención del Dr. Carlos Francisco Fernández, promotor de la Ley Estatutaria de Salud a través de la Gran Junta Médica Nacional, buscó suscitar en los asistentes un espíritu crítico y proactivo: “la autorregulación es primero que la autonomía, y esto debe ser el centro del debate en las entidades donde ustedes trabajan. Hemos sido inferiores a la garantía del derecho fundamental a la salud”. 
 
La conclusión de este importante certamen fue que a través de la Gran Junta Médica Nacional se deben instalar e implementar unas mesas de trabajo del desarrollo de la ley o leyes ordinarias de la salud; al fin y al cabo ella representa al gremio médico: Academia Nacional de Medicina, Federación Médica Colombiana, Asmedas, ACSC, Colegio Médico Colombiano y ANIR. Además, los asistentes al Congreso respaldan su labor y se comprometieron a participar en la medida en que sean convocados. 
 

Gabriel Narváez, animador; Dr. José Ricardo Navarro, presidente de la S.C.A.R.E.; Alejandro Gaviria, ministro de Salud, y Carlos Francisco Fernández, asesor médico de El Tiempo.

Visto 667 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Junio 2015 14:43